Tus derechos sexuales

amnistia-internacional-mi-cuerpo

Inauguramos el blog de SOI SEX Xixón hablando de Derechos sexuales… quizás sepas cuáles son, o quizás nunca hayas oído hablar de estos derechos humanos, lo que sí sabemos es que ¡tu sexualidad es tuya! y para vivirse con autoestima, disfrute, buenos tratos, salud y bienestar es importante conocerse, aceptarse, cuidarse y quererse… Por eso, conocer los derechos sexuales te puede ayudar a orientarte en tus dudas e inquietudes.

Si necesitas hacer una consulta sobre cualquier aspecto de tu sexualidad y tus relaciones, ponte en contacto con nosotras, SOI SEX Xixón, servicio de orientación e información sexual. Atención gratuíta y confidencial en la Oficina de información juvenil de Gijón, Antigua Escuela de Comercio, C/ Francisco Tomás y Valiente 1 (con cita previa), y consultas online (e-mail, fb e instagram). Información de contacto aquí.

La sexualidad es la personalidad del sexo

Pensando en qué es la sexualidad a menudo nos vienen a la cabeza cuestiones relacionadas con las relaciones sexuales, la prevención de embarazos e infecciones, la pornografía… Esas son cosas que chicos y chicas suelen identificar con sexualidad, y de las que hablamos en los talleres y clases de educación sexual, porque sabemos que son cuestiones que os interesan. En nuestras intervenciones en el aula vamos viendo que la sexualidad es mucho más amplia, una cualidad humana, todo aquello que nos hace ser únicos/as en nuestra manera de ser, pensar, sentir y relacionarnos… como seres sexuados, todo aquello que nos diferencia de los demás chicas y chicos.

Existen infinitas sexualidades, ¡tantas como personas! Todas y todos tenemos sexualidad, en cada etapa vital la sexualidad es distinta, pero siempre está ahí… Al ser una cualidad, la sexualidad siempre está en construcción, nunca se deja de “crecer”. Tenemos una biografía sexuada que es única y diversa, y que empezamos a escribir ya en el momento de nuestra concepción (cuando se juntaron el óvulo  y el espermatozoide de que dieron lugar al ser único que cada uno/a somos). En la biografía sexuada de cada persona es determinante que las necesidades humanas básicas sean satisfechas: el contacto corporal y la intimidad, las relaciones afectivas y de cuidados con personas significativas, la expresión emocional, el placer sensorial y erótico, el cuidado del cuerpo, la ternura y el amor…

Somos seres sexuados, chicas y chicos que nos vamos construyendo en interacción bio-psico-social, es decir, nuestra sexualidad abarca cuestiones que son a la vez biológicas, psicológicas y sociales: la identidad sexual, el cuerpo sexuado (en masculino y/o en femenino), la orientación sexual, los deseos y vivencias eróticas, las posibilidades reproductivas, las relaciones afectivas y amorosas, la salud sexual y los derechos sexuales. De todo ésto y más se encarga la Sexología.

La sexualidad positiva y la salud sexual

No sólo las y los sexólogos hablamos de sexo. También la OMS (Organización mundial de la salud), que afirma que la salud sexual es un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Tener salud sexual requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia.

No es por tanto ningún secreto, el desarrollo y la vivencia en positivo de la sexualidad es esencial para el bienestar individual, interpersonal y social… Para sentirte a gusto y satisfecho/a contigo mismo/a, para conocerte y vivir en coherencia con tu orientación sexual, para relacionarte en pareja (y en otro tipo de relaciones afectivo-eróticas) con buen trato y de manera positiva, para disfrutar de tu erótica, para saber desenvolverte en tus relaciones sociales con otros chicos y chicas, para saber gestionar las posibilidades reproductivas sabiendo prevenir embarazos no deseados y lograr embarazos sí deseados, para evitar la transmisión de infecciones de transmisión genital, para apreciar y cuidar tu cuerpo, para tener salud sexual  … cómo vivas tu sexualidad es clave. Y para vivirla en positivo hace falta que los Derechos sexuales sean conocidos, valorados y respetados. Aclaramos aquí que cuando decimos derechos sexuales englobamos las tres dimensiones de la sexualidad, las tres R: relacional, reproductiva y recreativa.

Sabemos que muchos países del mundo no se respetan los derechos humanos, ¡y por supuesto tampoco los derechos sexuales!. En los países más avanzados en respeto y cumplimiento de los derechos humanos, se entiende que la sexualidad es una parte fundamental de ellos, aunque no existe un consenso preciso acerca de cuántos Derechos Sexuales existen. Se han escrito varias declaraciones, la primera Declaración de Derechos Sexuales es de 1999, elaborada por la WAS (World asocciation for sexual health), y que ampliaron en 2014. Podéis leer en otros sitios que son “derechos sexuales y reproductivos”, por nuestra parte preferimos utilizar el concepto “sexuales”, que incluye las 3 dimensiones de la sexualidad. Hoy os traemos la declaración original (con algunas variaciones que hemos aportado), y al final del texto os enlazamos a la declaración más reciente que es más amplia, para que la podáis descargar y leer tranquilamente.

derechos-sexuales

Declaración universal de Derechos Sexuales *

Los Derechos sexuales son universales basados en la libertad, dignidad e igualdad para todos los seres humanos.

1- El Derecho a la libertad sexual: La libertad sexual abarca la posibilidad de los individuos de expresar su sexualidad. Esto excluye todas las formas de coerción sexual, explotación y abuso en cualquier tiempo y situaciones de la vida.

2- El Derecho a la autonomía sexual, integridad sexual y seguridad del cuerpo sexuado: Este derecho involucra la habilidad de tomar decisiones autónomas sobre la vida sexual de uno dentro de un contexto de la propia ética personal y social. También incluye el control y el placer de nuestros cuerpos libres de tortura, mutilación y violencia de cualquier tipo.

3- El Derecho a la privacidad sexual: Este involucra el derecho a tomar decisiones individuales y conductas sobre la intimidad siempre que ellas no interfieran en los derechos sexuales de otros.

4- El Derecho a la equidad sexual: Este derecho se refiere a la oposición a todas las formas de discriminación, independientemente del sexo, género, orientación sexual, edad, raza, clase social, religión o diversidad funcional (discapacidad física o mental)

5- El Derecho al placer erótico: El placer erótico incluyendo el autoerotismo, es una fuente de bienestar físico y psicológico.

6- El Derecho a la expresión sexual emocional: La expresión sexual es más que el placer erótico en los actos y encuentros eróticos. Cada individuo tiene derecho a expresar su sexualidad a través de la comunicación, el contacto, la expresión emocional y el amor.

7- El Derecho a la libre asociación sexual: Significa la posibilidad de tener relaciones de manera libre y consensuada, de acabar las relaciones cuando se desee, de unirse legalmente como pareja y de divorciarse, y de establecer otros tipos de asociaciones sexuales.

8- El Derecho a opciones reproductivas, libres y responsables: Poder decidir sobre tener hijos/as o no, el número y el tiempo entre cada uno, y el derecho al acceso a los métodos de anticoncepción y de aborto.

9- El Derecho a información basada en el conocimiento científico: La información sexual debe ser generada a través de un proceso científico y ético y difundido en formas apropiadas en todos los niveles sociales.

10- El Derecho a la educación sexual comprensiva: La educación es un proceso que dura toda la vida, desde el nacimiento. La educación sexual integral desde una perspectiva científica, basada en los derechos humanos, la equidad, la igualdad de género, y con un enfoque positivo del placer y las relaciones. Debería involucrar a todas las instituciones sociales.

11- El Derecho al cuidado de la salud sexual: El cuidado de la salud sexual debe estar disponible para la prevención y la intervención en todas las dificultades sexuales, relacionales y eróticas, así como el acceso a los servicios de salud durante embarazo, parto y posparto.

* Declaración aprobada por la Asamblea General de la Asociación Mundial de Sexología, WAS (World asocciation for sexual health), el 26 de agosto de 1999, en el 14º Congreso Mundial de Sexología, Hong Kong. Enlace a la Declaración de derechos sexuales ampliada por la WAS en 2014.

Imagen de cabecera de la campaña pro Derechos sexuales y reproductivos de Amnistía internacional

Imagen destacada fotografía de Aleksandra Mazur

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s