ORIENTACIÓN DEL DESEO SEXUAL

A cualquier niño de 4 o 5 años ya le han preguntado alguna vez si le gusta alguna niña del cole, o si tiene novia. Lo habrá hecho su abuela, los vecinos del 3º, amigos de su padre… Parece una pregunta  inocente, pero detrás de ella hay todo un condicionamiento social.

Sumemos estas inocentes cuestiones a un mundo de cuentos de princesas heterosexuales, a unos superhéroes por supuesto también muy heterosexuales, a unos juegos y juguetes que nos dividen por sexos, quedando claro en los catálogos de páginas rosas y azules dónde están los juguetes con los que tú (en función de tus genitales, por supuesto) has de jugar. Medios de comunicación, literatura, publicidad, modelos familiares habituales… todo lo que nos rodea en nuestro proceso de crecimiento, nos empuja a la heteronormatividad, inclulcándonos desde la infancia que “lo normal” es que te interesen las personas del otro sexo, y ya de paso, que el ideal de la vida es vivirla en pareja.

Éste es el modelo que recibimos, y si tu rol por lo que sea, no está en la línea de niño-masculino-heterosexual o niña-femenina-heterosexual, se pondrán en marcha toda una serie de mecanismos sutiles, y no tan sutiles, para intentar reconducirte.

La cuestión es que en este modelo no cabe la diversidad, que es la auténtica realidad de las personas. Por ello, el modelo cada vez está más en jaque, más cuestionado, pero tan grabado e inculcado en cada uno de nosotros y nosotras, que se reproduce a sí mismo demasiado fácilmente, y aún nos queda mucha reflexión personal y social que hacer.

En la sexualidad entendida desde la diversidad, única en cada ser humano, caben muchas maneras de vivirse hombre o mujer, de vivir en tu cuerpo esté sexuado de la manera que sea, y muchas formas de relación erótica, porque ni todas las personas son heterosexuales, ni a todas las personas, independientemente de sus deseos, les vale el modelo más tradicional de pareja.

photo-1456412684996-31507d7d17b6photo-1469384236541-046a288db038.jpg

Hablamos de heterosexualidad como la atracción y deseo hacia personas del otro sexo: hombres que se sienten atraídos por mujeres, y mujeres que se sienten atraídas por hombres. De homosexualidad cuando el deseo se dirige a personas de tu mismo sexo, y de bisexualidad cuando esta atracción se da hacia personas de ambos sexos: hombres y mujeres que desean a hombres y mujeres.

Y estamos oyendo hablar mucho de la asexualidad, de personas que no sienten atracción sexual hacia ninguna persona, que sienten que no encajan en ninguna orientación sexual definida, aunque pueden, al margen de tener o no relaciones sexuales, mantener relaciones amorosas o de pareja.

Pansexualidad, demisexualidad… todo un abanico de posibilidades que se va abriendo.

Durante décadas la homosexualidad y la bisexualidad en nuestra cultura han estado consideradas enfermedades, presentes en todos los manuales médicos, y por tanto algo que se podía tratar y curar. Y la medicina y la psiquiatría utilizaron múltiples técnicas para intentarlo, algunas realmente agresivas. Esta época ya pasó, pero es que aún hoy encontramos a “profesionales” que afirman poder curarla. ¿Pero qué sentido tiene intentar “curar” algo que no tiene nada de malo?

La sexualidad es un aspecto fundamental de nuestra existencia como personas, forma parte de nuestros cimientos. Está presente y en crecimiento a lo largo de toda nuestra vida, y el deseo erótico o amoroso es un apartado más, donde hablamos de atracción sexual, emocional, relacional, sentimental, afectiva, romántica... hacia las otras personas.

A veces es algo que se tiene definido claramente desde una edad temprana, en otras es algo que se va descubriendo o definiendo a lo largo de la vida.

La adolescencia es una etapa de experimentación en lo erótico y lo sexual. Y muchas personas heterosexuales han tenido alguna experiencia homosexual, y personas homosexuales han tenido experiencias “hetero”. A esto lo llamamos “conductas homoeróticas” o “heteroeróticas”. No son estas experiencias puntuales lo que definen tu orientación, es algo más profundo.

La orientación sexual se elije?? Si es cosa de los genes, cuestiones endocrinas, neurológicas o influyen también factores psico-sociales aún no se sabe. Profesionales de la sexología coincidimos cada vez más en que no es una elección, y desde luego no puede modificarse.

Y aunque cada persona es distinta, y vive su proceso de forma absolutamente única,  chicos y chicas con orientaciones sexuales alternativas a la heterosexualidad, suelen pasar por diferentes etapas.

  • Al principio, cuando te sientes algo “diferente” a los demás, pero no logras identificar el motivo. Puede que esta sensación sea nueva, o que te lleve acompañando desde la infancia.
  • Después puede que ya sepas que sientes atracción por personas de tu mismo sexo, o por ambos… Habitualmente, y aquí se da muchas veces el rechazo a este sentimiento, no se acepta, o se ignora como si no existiera, se intenta actuar conforme a la “normalidad” en la que nos han educado. Empiezan a dar vueltas pensamientos sobre qué dirán las demás personas, qué pasaría si se enterara tu familia, o en el instituto, o en las clases deportivas…
  • Y siempre hay un momento en el que, por primera vez, lo hablas con alguien. Pones en palabras algo que hasta ese momento sólo estaba en tus pensamientos, y de alguna manera, se hace real.
  • Hay personas que pueden tener la aceptación personal de la homo/bisexualidad, pero optan por mantenerla en secreto de cara a los demás. A veces es un secreto parcial, puede que tus amigos/as ya lo sepan, pero tu famillia no, o sí tu entorno personal pero no el laboral…
  • En la aceptación plena ya no existen los secretos ni las dudas, la persona decide vivir su orientación sexual, asumiendo todo lo que pueda derivarse de ella.

Una persona puede estar viviendo este proceso, tenga la edad que tenga, quedándose incluso durante años en una de las etapas intermedias. Todo es respetable. Cada uno y cada una tiene derecho a procesar sus acontecimientos vitales como considere mejor.

No es fácil salir de la heteronormalidad, es un acto de valentía, de honestidad para conmigo, y es que ninguna persona se plantea un proceso de reflexión personal siendo heterosexual, pero sí en cuanto te sales de ahí. El temor a la burla, a la discriminación, al rechazo o al acoso están muy presentes, especialmente durante la infancia y la adolescencia, pero ninguna persona heterosexual se plantea que por su orientación le pueda suceder nada de esto.

Según la OMS “La sexualidad es un aspecto central del ser humano, presente a lo largo de su vida. Abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual. Se vivencia y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales. La sexualidad puede incluir todas estas dimensiones, no obstante, no todas ellas se vivencian o se expresan siempre. La sexualidad está influida por la interacción de factores biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, culturales, éticos, legales, históricos, religiosos y espirituales” (OMS, 2006)

Vivimos en un país con unos derechos reconocidos, donde la legalidad ampara la diversidad, y donde los modelos se van ampliando, pero aún así, nos falta mucho camino para conseguirlo en la vida diaria y real de la sociedad. El ideal hacia el que nos dirigimos es que cada persona viva sus deseos, sus intereses y su proyecto de vida sin heridas, sin desgarros y sin discriminación por desear lo que no es lo de la mayoría.

En Soisex  trabajamos por una expresión libre, positiva y feliz de la sexualidad. Si tienes cualquier duda o pregunta acerca de tu orientación sexual, o necesitas hablar con alguien sobre el tema, estamos para ayudarte.

SOI SEX Xixón, servicio de orientación e información sexual. Atención gratuíta y confidencial en la Oficina de información juvenil de Gijón, Antigua Escuela de Comercio, C/ Francisco Tomás y Valiente 1 (con cita previa), y consultas online (e-mail, fb e instagram). Información de contacto aquí.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s